Acerca de la Biblioteca

La Biblioteca del Posgrado en Artes y Diseño de la FAD está ubicada en el Plantel Antigua Academia de San Carlos, en el Centro Histórico de la Ciudad de México; está especializada en Artes y Diseño tiene su origen con la Academia misma en 1781.

La Biblioteca de San Carlos fue la más importante en cuestiones artísticas en México hasta la primera mitad del siglo XX, conservando ejemplares raros bellamente editados de Arquitectura y Artes Plásticas desde el siglo XVI. Una parte importante de su acervo a quedado bajo resguardo de la Biblioteca Nacional en Ciudad Universitaria desde la década de los años 60's.

Dentro de sus colecciones se resguardan cerca de 18’000 títulos sobre Animación, Fotografía digital, Apps (diseño), Gestión y proyectos culturales, Arte contemporáneo, Gestión de archivos audiovisuales, Arte digital, Glíptica, Arte en papel, Grabado, Arte postal, Ingeniería en papel, Arte sonoro, Instalaciones artísticas, Arte sustentable, Investigación en Docencia en Artes y Diseño, Arte urbano, Joyería, Libros de artista (teoría), Bioarte, Mercado del arte, Book art, Museografía, Ceras artísticas, Numismática, Currículo en las Artes y Diseño, Pedagogía del Arte, Didáctica en el arte, Performance, Diseño de libros pop up, Políticas educativas, Serigrafía, Diseño editorial, Teoría del arte, Tipografía, Ecodiseño, Educación en arte y diseño, Encuadernación japonesa, Valor del arte, Esmaltes, Videoarte.

Su misión es Preservar, conservar y difundir el conocimiento y la cultura artística-plástica a través del desarrollo y fortalecimiento de las colecciones en formatos físicos y digitales que día a día enriquecen las colecciones.

Los principales objetivos son adquirir, conservar, preservar y difundir todos aquellos recursos de información obtenidos para la formación, investigación y recreación de nuestra comunidad y público en general interesado en el arte, el diseño y áreas afines.

La Biblioteca del Posgrado en Artes y Diseño de la FAD ubicada en el Plantel Academia de San Carlos, está especializada en Arte y tiene su origen con la Academia misma, la cual fue fundada con el nombre de Real Academia de San Carlos de la Nueva España en el año de 1781; a lo largo de más de 200 años ha sido parte fundamental para la enseñanza, siendo testigo de una serie de etapas en la historia del arte en México.

Los principales objetivos son Adquirir, Conservar, Preservar y Difundir todos aquellos recursos de información obtenidos para la formación, investigación y recreación de la comunidad FAD, UNAM y público en general interesado en el arte, el diseño y áreas afines.

Su misión es Preservar, Conservar y Difundir el conocimiento y la cultura artística-plástica a través del desarrollo y fortalecimiento de las colecciones en formatos físicos, electrónicos y digitales que día a día enriquecen las colecciones.

Desde los orígenes de la Antigua Academia de San Carlos existe el inconveniente del desconocimiento de las características del edificio original del que no se conserva fotografías, ni pinturas, ni registro, será a partir de la intervención de Cavallari en 1858 cuando se le da a la Academia un aspecto renacentista en su fachada y en su Biblioteca cuando se encontraba en el primer piso, donde podemos observar cornisas y cenefas inspiradas en palacios florentinos. Una colección de reproducciones en yeso de obras maestras del arte universal adornaron las instalaciones del recinto engalanando con duela y mobiliario de maderas finas.

San Jorge de Donatello

En 1910, con motivo de las fiestas del Centenario de la Independencia, el gobierno de Italia regaló a México una reproducción en bronce del San Jorge de Donatello, una escultura que fue encargada por el gremio de los fabricantes de armas a Donatello entre 1416 y 1417, concebida para ocupar una de las hornacinas de Orsanmichele en la ciudad de Florencia.

En ella se perciben características del estilo gótico como son su equilibrio y la leve torsión de la figura. Sin embargo, se ven rasgos del Renacimiento, por ello se le considerada como la primera figura renacentista. Figura religiosa cristiana tratada con rasgos individuales como si de un retrato de un caballero renacentista se tratara. San Jorge era soldado romano, en el s. IV, se convierte al cristianismo negándose a obedecer las órdenes imperiales de perseguir a los cristianos. Será torturado y ejecutado.

Posteriormente otra leyenda medieval muy extendida lo representa, en uno de sus muchos viajes venciendo al dragón (en el cristianismo símbolo de Satanás).

La vestimenta romana y el pelo rizado le dan un aire clásico a un santo cristiano, y a la vez a los elementos romanos se les da un carácter cristiano. Serenidad de un santo y simplicidad formal se combinan con la sobria elegancia de la representación renacentista de un caballero aristocrático.

Dice Vasari (2014) “en su cabeza se reconoce la belleza de la juventud, el ánimo y el valor con las armas, una vivacidad de gallardía terrible y un maravilloso gesto de movimiento dentro de la piedra”.

Este obsequio, con la finalidad de ser dada a conocer es colocado en la fachada de la Academia, en la esquina que sobresale, rumbo a la iglesia de la Santísima, asignándole un lugar preponderante en la Academia Nacional de San Carlos, que en 1910 obtuvo el título de Nacional; la altura del nicho obedece a la semejanza de la colocación del original; su autor obligó a verlo hacia lo alto, pues sólo así se distingue la perfecta proporción humana, puesto que dicho original ostenta un cuello más largo, solución del gran artista para darle la propia calidad estética; en tal virtud, así fue ejecutada su colocación en México (Cantú, 2011).

Sin embargo, es el siglo XX cuando el mercado de La Merced, principal centro de abasto de la ciudad, crece de forma desordenada, hasta ocupar las calles aledañas, en las cuales se encontraban frutas, verduras, chiles, carnes, etc., para después ser invadido por el comercio informal hacia finales de la década de los 80’s; este grupo de comerciantes, en su afán por ocupar espacios para la exhibición de sus mercancías, aun cuando estaba prohibido por el “Bando para la Ordenación y Regulación del Comercio en Vía Pública del Centro Histórico de la Ciudad de México", aprobado por la asamblea legislativa del Distrito Federal el 12 de julio de 1993, cubrieron a San Jorge con cajas, bolsas, al grado tal de amarrar lazos de la escultura para el tendido de lonas que sirvieran de protección a los mercaderes dando como resultado “que un vendedor ambulante que amarraba su tenderete del cuello de la escultura tuvo a bien degollarlo” (Gamio, 2012). Por lo cual tuvo que ser restaurado y para evitar nuevos daños, se colocó en la Biblioteca del Posgrado para resguardarla, colocando en la fachada una copia, la cual al día de hoy puede admirarse.

Lino Picaseño Cuevas

Nació el 23 de septiembre de 1884. Estudió en la Esucuela Nacional Preparatoria, después en la Escuela de Artes y Oficios y en la Escuela Nacional de Bellas Artes. El 20 de abril de 1917 Venustiano Carranza lo nombró bibliotecario de la Escuela Nacional de Bellas Arte, con un sueldo de tres pesos diarios, aún así elaboraba sus informes diarios a mano con una inigualable dedicación. Desempeñó este cargo hasta 1977, siendo al mismo tiempo profesor de Dibujo Ornamental en la misma escuela. Murió en la ciudad de México en 1984.

Antonio Rivas Mercado

Nació el 25 de febrero de 1853. Estudió en la ciudad de México hasta la edad de 11 años cuando fue enviado a Inglaterra al colegio jesuita de Stonyhurst, donde hizo sus estudios primarios. Después fue enviado a Francia, donde cursó los estudios secundarios en el Liceo de Burdeos, y más tarde de arquitectura en la Escuela de Bellas Artes École des Beaux-Arts de París e ingeniería en la Sorbona La Sorbonne de París. Se graduó en 1878. Recorrió Italia en bicicleta, pintando acuarelas para sobrevivir; más tarde visitó España, donde conoció la arquitectura mozárabe, que le fascinó.

Regresó a la ciudad de México en 1879 y comenzó a ejercer su carrera; asimismo, impartió clases en las escuelas de Ingeniería y Arquitectura. Instituyó nuevos métodos de enseñanza y separó las dos carreras, que antes conformaban una sola. Llegó a ser director de la Academia de San Carlos de Bellas Artes en el periodo de 1903 a 1912 y consiguió la beca para que Diego Rivera estudiara pintura en Europa. Nombrado por Porfirio Díaz, hizo algunas modificaciones al proyecto para la construcción de la columna conmemorativa del centenario de la Independencia de México, conocida popularmente como el «Ángel de la Independencia». El diseño original del monumento estuvo al cargo de los arquitectos estadounidenses Cluss y Shultz.

Francisco Díaz de León Medina

Nació el 24 de diciembre de 1897. Desde niño estudió en la Academia de Dibujo de José Inés Tovilla, al terminar sus estudios primarios trabajó en los talleres del Ferrocarril Central Mexicano en donde presentó su primera exposición junto con su amigo Gabriel Fernández Ledesma. En base a sus logros, en 1917, el gobierno del Estado les otorgó una beca para estudiar en la Escuela Nacional de Bellas Artes de México. En 1933 fue director de la Escuela Nacional de Bellas Artes y durante su gestión impulsó siclos de conferencias que se celebraban en la Biblioteca a las cuales asistían los intelectuales de la época.

Diego Rivera

Nació el 8 de diciembre de 1886. Es uno de los muralistas más importantes de nuestro país, pero también fue Director de la Academia de San Carlos durante 6 meses, en los cuales propuso un plan es estudios en donde su principal objetivo era ver a la Escuela como un lugar donde se podía aprender un oficio para ganarse la vida, este plan se aprobó tiempo después, pero hasta el momento es la base del plan de estudios de la Facultad de Artes y Diseño.


Algunos de los artistas que han surgido de la Academia de San Carlos son Magali Lara, Gabriel Macotela, Santiago Rebolledo, Jesús Mayagoitia y Luis Nishizawa, quien ha estado ligado a San Carlos como alumno y docente.